Los juristas aprenden las claves del desarrollo de apps en el debate #innotech organizado por el Instituto de Innovación Legal

“Todo lo que un jurista debe saber sobre apps” fue el título del 2º Debate Innotech, una de las actividades que conforma el programa JustiApps #HackTheJustice, patrocinado entre otros por las empresas Amazon, Everis, Ilunion y Thomson Reuters y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Justicia y de otras muchas instituciones, empresas y profesionales.  


La primera mesa abordó el desarrollo tecnológico jurídico desde su concepto. Los 3 ponentes acordaron de forma unánime que en ningún caso se trataba de que el jurista aprenda a programar; pero sí de conocer la tecnología en profundidad para evitar reinventar permanentemente la rueda. Según las necesidades del jurista y su situación específica, el desarrollo tecnológico debería realizarse a medida o bien utilizar alguna de las  numerosas plataformas y programas que ya existen para dar solución a las necesidades del colectivo. 

“Lo más importante es diseñar la experiencia, poner en el centro de todo al cliente o al ciudadano. Luego ya se identificará la herramienta más adecuada a cada caso”, resalta Carlos Tabernero, Director Sector Público en Everis. Para Francisco de Lorenzo, Director de Desarrollo de negocio de Thomson Reuters, la gran virtud del móvil es que permite hacer sencillo lo que antes era complejo, y existen multitud de oportunidades para crear apps y de negocio como el número de procesos o situaciones aún complejos en la justicia. Alfredo Pascual, COO de tuAppbogado, considera que quién más necesita la movilidad de todo el colectivo es el abogado, ya que por una parte, su relación con el cliente ya es móvil, y además recibe, procesa y reenvía mucha información entre las distintas partes. “Desarrollemos cuando haya que hacerlo y aprovechemos [tecnología] cuando ya exista. Pero no nos quedemos atrás.”, insiste. 

María-Jesus González-Espejo, Socia fundadora del Instituto de Innovación Legal, que moderó la mesa, expresó su preocupación en un día marcado por la huelga de taxistas en Madrid: “Espero que los juristas no tengamos que terminar como los taxistas. Y para ello tenemos que hacer nuestro trabajo: identificar mejor las necesidades que la tecnología podría cubrir, traducir nuestro trabajo en procesos, conseguir acceso a los datos que nos interesa tener y atrevernos a emprender”.  

La segunda mesa a cargo de Adolfo Sanz de Diego, de Hackathon Lovers y David Jorge, de The Appconcept, trató de forma clara y detallada cómo se desarrolla una app propia, cuáles son las instrucciones que debe recibir el desarrollador, cómo relacionarse con él, cuales son los tipos de apps existentes y cómo elegir, los aspectos claves a tomar en cuenta para hacer una app, los tipos de profesionales que entran en juego, el precio del desarrollo, el papel del diseñador, la importancia de definir y llegar al producto mínimo viable, etc.  Aprovecharon también para evangelizar a los asistentes sobre las características y los beneficios de los hackathones para el fomento de la innovación.   
 
 
La importancia de la experiencia del usuario como centro de todo desarrollo fue destacada en ambas mesas, y quedó claro que para tener éxito con una app, era imprescindible conocer muy bien el “arquetipo digital” al que se quiere dirigir.  
 
Finalmente, el encuentro fue clausurado por D. Isaac Moreno Peral, Presidente de la delegación de la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación de Madrid, quien destacó la necesidad de que el sector legal no se quede atrás en la revolución tecnológica que vivimos, y puso a los ingenieros a disposición de los juristas para trabajar juntos con esa finalidad. 
 
Innotech