BUCEAMOS CON ANTONIO PORTILLA

Subdirector de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alcalá de Henares y Profesor Titular del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones. http://es.linkedin.com/in/antonioportilla
Twitter: @JA_Portilla

“Debemos migrar desde puestos puramente técnicos a puestos de gestión y estrategia, sin desligarnos de la tecnología”

antonio portilla

Doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Cantabria en 2004 de la Universidad de Alcalá. Amante del submarinismo y boxeo chino, es merecedor de 8 premios en sus proyectos de docencia e Investigación, entre ellos Premio al Mejor Profesor de la Universidad de Alcalá en el año 2011. No sabe estarse quieto, se considera un maniático del orden y su mayor descubrimiento personal es la pasión por la enseñanza universitaria. Le encanta cocinar y preparar platos nuevos que pongan a prueba su paciencia. Su lugar favorito para descansar es la playa de Santander. Su mayor logro dice “está por llegar”.

Antonio, ¿Por qué decidiste ser profesor de Universidad?

No fue algo vocacional sino que llegó como consecuencia de una trayectoria. Cuando acabé la carrera en 1999 estaba a punto de estallar la crisis de las puntocom. Mi director de trabajo de fin de carrera me propuso hacer el doctorado, y, a pesar de que tenía opciones laborales, lo realicé. Cuando en 2004 estaba a punto de acabar, y de nuevo tenía otras opciones profesionales, un conocido de la Universidad de Alcalá me comentó la posibilidad de entrar en la misma. Hice una entrevista y consideré que era una muy buena opción.

¿Qué les transmites a tus alumnos el primer día de clase? ¿y el último?

Tanto el primer día como el último se lo resumo en tres palabras: Trabajo, trabajo y trabajo. En mi opinión, ése es el secreto del éxito. También intento trasmitirles orgullo por la profesión. Somos ingenieros de telecomunicación, la gente que ha hecho posible la manera en que nos comunicamos hoy en día, los profesionales que hemos revolucionado la sociedad en los últimos 20 años, y creo que es algo que tenemos que poner en valor.

Ser profesor es un gran privilegio y una gran responsabilidad. ¿Cuál es la labor de un docente hoy en día en el mundo de las Telecomunicaciones?

Creo que lo que debemos hacer es estructurar la mente de nuestros estudiantes. Por supuesto debemos darles conocimientos, pero, a la velocidad que evoluciona la tecnología debemos prepararles para que sean ellos los que sean capaces de actualizarse continuamente. Es como si por así decirlo, creásemos el tronco de un roble, fuerte y consistente, pero en general de hoja caduca (algunos no). Las hojas sería la tecnología, que cada cierto tiempo muere y se renueva por la siguiente. Sin embargo, el tronco sigue estable.

Además debemos formarles en espíritu de trabajo y sacrificio, en colaboración y respeto por el trabajo de los demás y en la vocación de servicio a la sociedad.

Sabemos que en la carrera de Telecomunicación no hay problemas de desempleo, sin embargo, ¿a qué otros problemas se enfrentan nuestros futuros profesionales?

Se enfrentan a un sinfín de ellos. El primero de ellos, que ocurre justo cuando egresamos, es la falta de reconocimiento de la profesión, que hace que en muchos casos estemos sobrecualificados para el trabajo que realizamos. Esto implica además salarios bajos que producen desánimo y desarraigo profesional.

El segundo de ellos es la actualización, un Ingeniero de Telecomunicación debe estar continuamente renovando su conocimiento de la tecnología, pues en 5 años está completamente obsoleto en algunos campos.

El tercero de ellos es la evolución en la carrera profesional, debemos migrar desde puestos puramente técnicos a puestos de gestión y estrategia, sin desligarnos de la tecnología pero abstrayéndonos de ella. Cuando un ingeniero tiene 50 años, un joven de 30 está, en general, mejor preparado desde el punto de vista tecnológico. Esto hace que si no has migrado/ evolucionado, puedas estar fuera del mercado.

Tu especialidad son las redes móviles, ¿hacia dónde vamos?

En un plano tecnológico, nos movemos hacia la total convergencia entre redes fijas y móviles, hacia una red completamente integrada. En mi opinión, cada vez más, el último acceso al usuario será vía radio y la fibra óptica servirá para canalizar el increíble flujo de información “aguas arriba”. A esto está orientado la 5G.
En un plano más social nos estamos moviendo hacia un ciudadano digital, permanentemente conectado que intercambia datos, y también privacidad, y obtiene servicios, en continuo contacto con su Smart City.
En un plano de negocio, tenderemos a monetizar cada aspecto de este ciudadano digital con un pago por servicio, que mejorara su calidad de vida, pero también aumentará el ARPU, es decir el gasto en telecomunicaciones por persona.

Has recibido 8 premios como docente investigador ¿Cuál ha supuesto mayor satisfacción?

Antes me gustaría aclarar que hay varios premios que son colectivos, es decir, que los hemos ganado un equipo de trabajo, mi equipo de investigación, con Sancho Salcedo a la cabeza, Silvia Jiménez, Lucas Cuadra y Enrique Alexandre. En general todos son importantes pues es el reconocimiento del trabajo bien hecho. Quizás el premio del COIT a la Mejor Tesis Doctoral en Comunicaciones Móviles Avanzadas, por ser el primero que conseguí y el Premio al Mejor Profesor de la Universidad de Alcalá en el año 2011, puesto que fueron los propios alumnos los que me propusieron y se encargaron de conseguir las decenas de cartas de apoyo de otros estudiantes que soportaron la candidatura.

¿Cuáles son los mayores desafíos a los que ha enfrentarse el sector de las Telecomunicaciones en España?

En mi opinión la industria de las telecomunicaciones en España tiene que realizar una evolución del modelo. Actualmente tenemos un modelo basado en servicios, donde usamos la tecnología ya desarrollada como medio para aumentar la productividad de otras empresas de diferentes sectores. Este es un modelo de consultoría e integración de sistemas que debemos intentar llevar más allá, debemos intentar generar valor per se con nuestra tecnología. Al no disponer de tejido industrial de producción de equipos debemos centrarnos en el conocimiento, es decir, en disponer de personal altamente cualificado que diseñe nuevos productos que sean independientes del “hierro” que lo sostenga.

El sector también se enfrenta a un problema regulatorio a nivel europeo, la evolución hacia el mercado único digital no se ha completado y la regulación en diversos aspectos no está homogeneizada. Esto hace que no sea el panorama idóneo para el desarrollo de inversiones potentes.

¿Tu próxima meta personal o profesional?

En lo profesional, conseguir ser Catedrático de Universidad, ya estoy acreditado para ello por la ANECA, pero las plazas tardan tiempo en ser convocadas.
En lo personal, hay mil cosas, dedicar tiempo más tiempo a la familia, para fomentar a los niños a leer y escribir (tienen 2 y 5 años) y sacar un poco más de tiempo para estar con mi mujer. En lo deportivo, quiero empezar a preparar una Maratón, quiero, al menos una vez en la vida sentir lo que es llegar a la meta en una carrera con un esfuerzo así.

¿Alguna otra cosa que nos quieras contar?

Creo que cuando te preguntan sobre méritos personales y profesionales, es debido agradecer a las personas que lo han hecho posible. En lo personal evidentemente mi familia, mis padres y hermanos, que me enseñaron que no hay problema que se resista a 1 millón de horas de trabajo, y por supuesto mi mujer, que me alienta y empuja todos los días.
En lo profesional, creo que he tenido mucha suerte, pues siempre me he encontrado con gente que me ha apoyado e impulsado. Desde mi director de tesis en la Universidad de Cantabria, pasando por mis diversos jefes en la Universidad de Alcalá y en mi propio grupo de Investigación. De hecho la Universidad de Alcalá creo que es, a día de hoy, el mejor sitio donde puedo estar para desarrollar mi carrera profesional.
Tampoco me quiero olvidar del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación, COIT, puesto que estoy colegiado/ asociado desde que terminé la carrera, participo en el Grupo de Políticas Públicas y Regulación y además el COIT me apoya y colabora en mis labores de Dirección de Estudios de Telecomunicación de la Escuela.

Todos ellos sin excepción han contribuido a lo que soy hoy en día (sea lo que sea).