La Universidad Carlos III de Madrid junto al COIT y la AEIT-Madrid establecen un acuerdo de colaboración

El Rector de la Universidad Carlos III de Madrid, Daniel Peña Sánchez de Rivera, (rector en el momento de la firma), representado en el acto por el Director de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Carlos III de Madrid, Daniel Segovia; el Decano-presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), Eugenio Fontán; y el Presidente de la Delegación en Madrid de la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación (AEIT-Madrid), Isaac Moreno; han firmado un convenio con el que se afianza la relación entre las tres instituciones.

Las tres entidades han acordado realizar actividades conjuntas en cuantas materias resulten de interés común, especialmente aquellas que vayan dirigidas al desarrollo profesional y de carrera de los estudiantes de la Escuela Politécnica Superior-UC3M-, los ingenieros de telecomunicación egresados de la Escuela Politécnica Superior-UC3M-, colegiados del COIT y asociados de la AEIT-Madrid.

 

 

 

 

Entre las iniciativas que se pondrán en marcha se puede destacar la organización y realización de seminarios, jornadas, sesiones, congresos, presentaciones de las instituciones profesionales, etc., encaminados a la formación académica de los futuros ingenieros titulados en el Máster Universitario en Ingeniería de Telecomunicación por la UC3M que habilita para el ejercicio de la profesión de Ingeniero de Telecomunicación.

También se incluyen descuentos y becas a colegiados/asociados en algunos másteres y cursos de formación (como, por ejemplo, en el Máster Universitario en Tecnologías y Servicios Móviles) que se incorpora al catálogo de servicios a colegiados y asociados.

Otra de las líneas de actuación es la realización de investigaciones y publicaciones de forma conjunta que se ha iniciado con el Estudio “Radio frequencies allocation towards the integration of civil Remotely-Piloted Aircraft Systems (RPAS) in the European Airspace”, que aborda el estudio de bandas de frecuencias para operaciones de control remoto de aeronaves no tripuladas.

 

Noruega pone fin a su radio analógica ¿debemos nosotros seguir su estela?

Artículo escrito por Isaac Moreno Peral, presidente Delegación AEIT en Madrid

Hace unos días Noruega ha puesto fecha para el cese de las emisiones analógicas de la radio, en favor de las emisiones digitales. Lo ha anunciado el ministro de cultura del gobierno noruego: el proceso de apagado comenzará el 11 de enero de 2017 y finalizará el 13 de diciembre del mismo año.

Noruega es el segundo país del mundo en fijar formalmente una fecha para el apagado de las emisiones analógicas de radio. El primero fue el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Lo decidió el año 2010 (The Digital Economy Act), para producirse en el año 2015. a finales del mismo año se modificó la fecha de 2015 para situarla en 2017 como pronto. Con posterioridad, en diciembre de 2013 el Gobierno británico decidió que sólo se produciría la transición cuando se cumplieran una serie de objetivos:

a) cuando la audiencia digital conjunta en todas las plataformas alcance el 50% de la población

b) cuando la cobertura en DAB sea comparable a la cobertura de la FM

c) cuando la cobertura DAB local alcance el 90% de la población y principales carreteras.

Al mismo tiempo renunciaba a la fecha de 2017 hasta que los objetivos anteriores se hubieran cumplido. En todo caso la transición sería sin perjuicio del derecho de las emisoras locales a seguir utilizando la FM de forma indefinida.

Volviendo Noruega, este país también ha sido pionero en el apagón analógico de la televisión, cosa que llevó a cabo en 2009.

En cuanto a la radio, la cosa venía de antes: la resolución la había adoptado el Parlamento noruego el año 2011, supeditando la transición a una serie de condiciones:

  • La cobertura digital de todos los servicios de la radio pública NRK debe de ser igual a la analógica del primer programa de aquella
  • La cobertura digital de los servicios comerciales nacionales debe de ser del 90% de la población
  • La oferta de radio en digital debe suponer un valor añadido para los oyentes

Todo ello con otras dos condiciones adicionales:

  •  Soluciones asequibles y técnicamente satisfactorias para posibilitar la recepción en la radio de los vehículos
  • Audiencia digital de al menos el 50% los oyentes diarios empleando cualquier tipo de plataforma

 Noruega lista para la transición. ¿Y el resto del mundo?

Prescindiendo de los Estados Unidos de América donde se está desarrollando otro estándar de radio digital (HDRadio), en el mundo hay actualmente 21 países con servicio DAB/DMB en funcionamiento (en estos 21 países se incluyen Gibraltar, Malta, Mónaco, Bélgica, Hong Kong, Irlanda, Noruega y Suiza. No son precisamente países extensos y dd grandes poblaciones. Entre los 21 países se encuentra China... Con cobertura de servicio DAB abarcando al 4% de la población. Por encima del 80% de cobertura tenemos solamente 11 países.

En cuanto al parque de receptores DAB, si no tenemos en cuenta a Corea del Sur, con un sistema como el DMB que no puede considerarse estrictamente radio, solo 9 de los 21 países disponen de datos (la fuente es del WORLD DMB Forum, y los datos de septiembre de 2014): el Reino Unido en cabeza, con 19 millones de receptores, otros cinco países por encima del millón ( Alemania 2,7, Dinamarca 1,7, Australia 1,6, Suiza 1,5, Noruega 1,2) y tres pausen mas con cifras por debajo de cien Mil: Suecia, Hong Kong y .. ¡China!.

En cuanto a DAB en vehículos, los países que aportan cifras de ventas el último año Porcentaje de vehículos vendidos equipados con receptor DAB): Noruega, 63%, Reino Unido, 61%, Suiza, 45%, Alemania, 10%, Italia 3% y Australia 5%.

Francamente, con estos datos no es razonable pensar en una rápida transición a la tecnología DAB a corto ni a medio plazo.

¿La decisión de Noruega cambia algo el panorama?

A mi juicio, prácticamente nada. Noruega es un país singular en cuanto a su geografía, orografía y demografía. Igualmente lo es en cuanto a la implantación de la radio, los programas en servicio y su carácter público - privado.

Estoy convencido de que, hoy por hoy, en España no podemos permitirnos el lujo de mantener, adicionalmente a las redes analógicas, una red digital de cobertura similar durante varios años.

Por otra parte, no parece que ello responda a una necesidad de la sociedad ni de los usuarios del espectro: a diferencia de la televisión, donde la digitalización va seguida de un proceso de liberación de frecuencias para su ocupación por otros servicios, no hay en absoluto ningún plan para la ocupación de la banda de FM después de su hipotética liberación. Es más, tanto en el Reino Unido como Noruega los planes para el apagado analógico contemplan la continuación en el uso de la banda de FM por las estaciones locales y de baja potencia.

En otra parte del mundo como los Estados Unidos de Norteamérica, en lugar de la batalla de la transición digital con fecha fija ( allí están con el desarrollo de su HDRadio al ritmo que va imponiendo el mercado y la situación económica) la Asociacion Nacional de Radiodifusores (NAB) está poniendo el foco en otro lugar muy diferente: en pedir la habilitación del receptor de radio que ya está integrado en muchos smartphones y que han sido "ocultados" en los dispositivos que están siendo vendidos en Estados Unidos (aquí también).

Estoy totalmente de acuerdo con la estrategia de la NAB; es justamente lo que tendríamos que comenzar a hacer en España.

La radio ante una encrucijada

Artículo escrito por D. Isaac Moreno Peral, presidente de la Delegación de la AEIT en Madrid

DSCN0545

La radio es un medio de comunicación con casi un siglo de existencia en España. La propia esencia de la radio (carácter gratuito, el usuario debe proveerse de un aparato para disfrutar del servicio) hacen de aquella un medio de evolución tecnológica muy lenta: Muy pocas novedades tecnológicas en casi un siglo: La modulación en amplitud en ondas largas, medias y cortas, la Frecuencia modulada, la estereofonía, el RDS, radio Digital.

El receptor de radio ha sido un compañero fiel a lo largo de nuestra vida, si bien nuestra relación con él ha ido sufriendo importantes transformaciones: Durante mucho tiempo, ocupó un lugar privilegiado en nuestros hogares: majestuoso encima de un mueble, o en una repisa en las alturas del cuarto de estar, prestándole toda la familia una atención reverencial.

s adelante, su transistorización permitió que pudiese acompañarnos en nuestras salidas fuera de casa. Por aquellos tiempos ya no nos conformábamos con escuchar la radio de cualquier manera, con chisporroteos, ruidos extraños de fondo… exigíamos una radio con calidad en el sonido. Algunos, los más jóvenes, comenzaban a mostrar sus preferencias por la radio musical, y para ello venía de perlas que nuestro receptor de radio tuviera la frecuencia modulada".

LA RADIO SE ADAPTA

Al mismo tiempo, la radio fue perdiendo protagonismo en el hogar, cediendo sus lugares privilegiados a otro aparato que entraba pisando fuerte: el televisor. No obstante, conservamos la radio en zonas menos principales de la casa, donde la escuchamos al mismo tiempo que desarrollamos otras actividades.

Si bien parecía que la televisión iba a engullir literalmente a la radio, la frescura, brillantez y ubicuidad de esta ha permitido su mantenimiento como uno de los medios de comunicación preferidos por el ciudadano.

La radio digital, como evolución tecnológica natural de su soporte de difusión, no ha sido capaz de ofrecer al usuario aspectos novedosos y suficientemente atractivos como para provocar en este la necesidad de adquirir el nuevo receptor. Ello puede explicar el porqué del prácticamente nulo desarrollo de la radio digital en España después de más de década y media de su lanzamiento.

INTERNET: ¿AMENAZA O RETO?

Pero los progresos tecnológicos son inexorables, avanzando además con un movimiento uniformemente acelerado, cuando no exponencial. Internet ha trastocado nuestras vidas, y la radio no iba a ser menos: Ha nacido un nuevo modo de escuchar la radio a través de Internet, a un público deslumbrado al ser consciente de que puede tener al alcance de su PC, Tablet o Smartphone prácticamente cualquier radio que esté emitiendo en el planeta, sea cual sea su distancia o sus contenidos.

¿De nuevo la radio amenazada? Esta vez parece ir la cosa más en serio: no hay prácticamente hoy ningún ciudadano que no disponga de un Smartphone, con el que se orienta, hace fotos, compras, consultas, juega, se relaciona, entra y participa en las redes socialesy escucha música, o incluso la radio. Aunque la forma de escuchar la radio a través de estos dispositivos no es a través de la FM, sino con otro modelo de difusión muy distinto: el "streaming" (aunque aún quedan hoy día unos pocos modelos de móviles desde los que se puede acceder a un receptor FM).

Podríamos pensar que siempre nos quedará el automóvil para escuchar la radio en su manera tradicional pero las nuevas tecnologías han llegado al automóvil y si hasta ahora aquellas han venido centrándose en ayudas a la conducción y a su seguridad, está irrumpiendo con fuerza el concepto de “connected car”, esto es, el vehículo con todas sus funciones controladas, calculadas, manejadas y dirigidas desde “la nube”, mediante potentes conexiones a Internet facilitadas a través de las redes móviles de banda ancha, por las que podrá entrar igualmente la radio por Internet.

RADIO: SU FUTURO ESTÁ EN SU ESENCIA

¿Será capaz la radio de sortear todas estas amenazas y mantener en un mundo digitalizado su manera tradicional de difusion, ya sea analógica (FM) o digital (DAB)?. Yo soy optimista respecto al futuro de la radio, y mi optimismo se apoya en dos aspectos fundamentales, que constituyen las principales fortalezas de este medio: Por una parte, el carácter universal, ubicuo, capaz de llegar a cualquier parte y prácticamente inmune a desastres y situaciones de crisis. En cualquier situación crítica, la radio es el único medio que se mantiene o se puede mantener de forma casi inmediata. De otra parte, el carácter gratuito del servicio para el usuario final, a diferencia de cualquier otro modelo por el que el usuario deberá de alguna forma pagar por recibirlo.

En suma, la radiodifusión tiene ante si todo un reto que afrontar de forma urgente y para los próximos años, tratando de adaptar formatos y contenidos a las nuevas exigencias de los oyentes, poniendo en juego para tanto para su producción como para su distribución todos los avances tecnológicos disponibles. El mismo modelo de escucha de radio por internet (totalmente distinto del modelo tradicional de total gratuidad para el usuario) es, hoy por hoy, no sostenible.

No obstante, no debemos perder de vista que lo importante del medio no es el soporte sino el mensaje. Y la radio sabrá adaptarse al cambiante mundo tecnogico con la seguridad y fortaleza con la que ha venido haciéndolo en este casi siglo de existencia.

 

RADIO HÍBRIDA ¿EL HUEVO DE COLÓN?

Artículo escrito por D. Isaac Moreno Peral, presidente de la Delegación de la AEIT en Madrid

Screenshot 2015-03-05-16-24-45

 

En un mundo cada vez más digitalizado, la radio sigue siendo escuchada mayoritariamente a través de medios analógicos (onda media y frecuencia modulada). Y esto, a mi juicio, fundamentalmente por dos razones:

-          La excelente calidad de recepción de la FM, en lo que se refiere a rendimiento en cobertura, calidad de sonido, buen rendimiento energético de los transmisores y precio moderado de aquellos, así como la capacidad de la FM, a través de su canal asociado, RDS, de proporcionar ciertos servicios adicionales, como información de la emisora sintonizada, mantenimiento de la recepción en movilidad de un programa de una cadena, información sobre tráfico en carretera, etc., elementos de gran interés para el radiodifusor, pues mejoran en su conjunto la percepción de la radio por el oyente como un medio útil y de gran interés, además de una gran calidad del sonido.

-          La falta de interés de la actual banda de FM para la provisión de otros servicios, lo que deja al servicio de radiodifusión como único ocupante de esta banda, sin la presión de otros servicios de radiocomunicaciones.

Y no es que, por otra parte, no se hayan hecho ni se sigan haciendo, esfuerzos por buscar alternativas digitales: a finales del pasado siglo se iniciaron sendos procesos de búsqueda de una alternativa digital a la radio analógica desde ambos lados del Océano Atlántico. Ambos procesos eran acometidos desde enfoques muy diferentes: el americano, buscando el mínimo cambio en el lado del radiodifusor, con un sistema que posibilitaba el cambio de analógico a digital manteniendo la banda de frecuencia y hasta la infraestructura del centro emisor. El segundo, el europeo, buscando una banda de frecuencias específica y diferente de la FM (congestionada con los sistemas analógicos) y buscando la eficiencia espectral a través de portadoras con capacidad para soportar modulación multicanal.

Tanto uno como otro enfoques, tan diferentes entre sí, insertos en modelos de radio igualmente muy diferentes, puede decirse que han tenido y tienen después de casi dos décadas de perspectiva, resultados que descorazonan por la extraordinaria lentitud del progreso de su adopción (no debería extrañar, sin embargo, si se compara con el lento desplazamiento de la OM por la FM). A día de hoy, puede decirse que ambos sistemas tienen una implantación minoritaria en los EEUU y muy minoritaria en Europa (con la excepción de algún país como el Reino Unido, donde la penetración de la radio digital puede compararse a la de los EEUU). Esto significa que nos quedarían muchos años por delante para poder ver implantada completamente la radiodifusión digital, años durante los cuales los radiodifusores deberían arrostrar la carga económica que supone mantener dos redes de distribución de radio: la analógica y la digital.

El modelo de radio online y otros consumos de audio a través de Internet está irrumpiendo con fuerza en los últimos años, representando ya una parte no despreciable del total de oyentes, augurándole un rápido progreso en la escala de la audiencia de la radio.

Pero el modelo de radio por Internet es un modelo diametralmente diferente del modelo de escucha tradicional de la radio: es un modelo de pago; el oyente debe de emplear su sistema de recepción de telecomunicaciones (ADSL, 3G o 4G)para escuchar la radio, y, si bien los modelos de pago de ADSL en España actualmente son, mayoritariamente, de descargas ilimitadas de datos, no hay razones para pensar que vaya a continuar siendo así en el futuro. En cuanto al 3G o 4G las tarifas planas de datos suelen tener un límite de descargas, pasado el cual se hace muy difícil la escucha de streaming de calidad.

Pero ¿sería posible para el oyente un modelo de radio más acorde con los tiempos actuales, suministrado desde las infraestructuras y medios analógicos actualmente usados por los radiodifusores? Rotundamente, sí. A través del concepto de radio híbrida.

La radio híbrida es un sistema que combina la recepción de la radio en FM con la riqueza de datos asociados a esa información de sonido que se viene recibiendo a través de Internet. Todo ello, si el receptor dispone de una conexión Wifi o 3G

En Europa, desde la Unión Europea de Radiodifusión (UER-EBU) se está auspiciando un sistema (Radio DNS), a punto de convertirse en norma por el ETSI. Este sistema ya ha sido adoptado por varios radiodifusores en Europa. En España, la Cadena COPE lo acaba de implantar con carácter experimental en todos sus productos radiofónicos.

Este modelo, por la sencillez de su implantación y por los escasos costes asociados, puede estar llamado a convertirse en un próximo futuro en un baluarte sólido sobre el que pueda seguir apoyándose la radiodifusión para entrar con pleno derecho en el mundo digital sin perder su esencia y cualidades que la han hecho acreedora a través de los años a la más alta valoración por la sociedad.

 

Jornada "Estrategias y escenarios para redes y servicios UHF"

El pasado 16 de diciembre de 2014, la Delegación de la AEIT en Madrid junto con el Instituto de RTVE, organizaron la jornada "Estrategias y escenarios para redes y servicios UHF", en la Secretaría de Estado de Telecomunicación y para la Sociedad de la Información.

A continuación encontrarás el programa y las presentaciones de los participantes.

9:45h Bienvenida

  • Alberto Rodríguez, director general de telecomunicaciones y tecnologías de la información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio
  • Eugenio Fontán, decano-presidente del COIT
  • Isaac Moreno, presidente de la Delegación de la AEIT en Madrid
  • Enrique Alejo, director general corporativo de RTVE

10h Escenario actual y evolución a medio/largo plazo

11h Uso del espectro y perspectivas de liberación a futuro. Segundo dividendo y más allá

12h Pausa café
12:30h Internet en movilidad, necesidad de espectro, perspectivas de uso

13:30h Pausa comida (se ofrecerá un pequeño buffet)
15h La visión de los operadores del espectro

16h Sociedad y televisión

  • Modera: Eladio Gutiérrez, socio-director de EGM
  • Emili Prado, catedrático del departamento de comunicación audiovisual y publicidad en la Universidad Autónoma de Barcelona
  • José María Álvarez Monzoncillo, catedrático de comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos

17h Clausura

  • Isaac Moreno, presidente de la Delegación de la AEIT en Madrid